MADRID.- Una adolescente austriaca que huyó del país para viajar a Siria y unirse al autoproclamado grupo yihadista Estado Islámico ha sido linchada por miembros de la formación tras intentar escapar, según ha informado el diario británico The Independent.

Samra Kesinovic, de 17 años de edad, viajó a Siria en 2014 junto a su amiga Sabina Selimovic, de 15 años. Ambas fueron utilizadas por el grupo para sus campañas de propaganda, publicando imágenes de ambas portando armas.

David Scharia, un experto israelí del Consejo de Seguridad de la ONU, comentó recientemente que ‘’hemos recibido una información sobre dos chicas de 15 años de origen bosnio, pero residentes en Austria, a las que sus familias y los servicios de inteligencia están buscando’’. Scharia ha añadido que ‘’ambas han sido reclutadas por el ISIS. Una ha muerto en los combates en Siria y la otra ha desaparecido’’.

Días después de su huida, el padre de una de ellas clamó por ayuda para hallar a su hija: “Estamos desesperados. Pedimos a todo el mundo que nos ayude a encontrar a nuestras hijas”.

Por el momento, el Gobierno austriaco no se ha pronunciado sobre las informaciones. A finales de 2014, un experto en antiterrorismo de Naciones Unidas indicó que una de las dos jóvenes había muerto, quien podría ser Selimovic.

[…]

Selimovic y Kesinovic, abandonaron Viena en abril de 2014 tras dejar una nota a sus padres: “No nos busquéis. Serviremos a Dios y moriremos por él”. Tras llegar a Siria, las fuerzas de seguridad creen que “fueron entregadas en matrimonio” a combatientes locales y se cree que ambas quedaron embarazadas.

Los padres manifestaron que habían logrado comunicarse con ellas y que querían volver.En diciembre de 2014 se confirmó la muerte de Samra Kesinovic por los diarios austriacosÖsterreich y Kronen Zeitung. El gobierno de su país se negó a pronunciarse al respecto.

Diversos medios informaron que la adolescente fue golpeada hasta la muerte por miembros del EI cuando intentaba escapar de Al Raqa para volver con su familia.
Las autoridades austriacas han acusado a un clérigo musulmán conocido como Abu Tejda de haber reclutado a ambas jóvenes para que se unieran al Estado Islámico, lo que éste niega.

Fuente: Público