COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON ROJAVA Y EL PUEBLO KURDO

Somos una organización antifascista, anticapitalista, antimperalista y antipatriarcal. El “Comité de Solidaridad con Rojava y el Pueblo Kurdo” apoya a toda organización que luche por la revolución social y que respete la autonomía del pueblo kurdo en sus procesos políticos, culturales y revolucionarios. El comite se identificara con todas aquellas organizaciones integradas y que apoyen al KCK (Koma Civakên Kurdistán – Unión de Comunidades del Kurdistán)

EEUU mata a 12 miembros de Médicos Sin Fronteras y 10 pacientes

Imagen del hospital tras el ataque facilitada por Médicos Sin Fronteras

Doce miembros de Médicos Sin Fronteras (MSF) y diez pacientes —entre ellos, tres niños— han muerto este sábado al ser bombardeado por EE UU un hospital en la ciudad de Kunduz (Afganistán). Otras 37 personas se encuentran heridas de gravedad (19 de ellas también son personal de MSF), informó la ONG en un comunicado. Los heridos más críticos han sido trasladados al hospital Puli Khumri.

El hospital resultó “muy dañado” en un bombardeo “prolongado” lanzado a las 2.10 h de la mañana del sábado hora local (23.40 h del viernes, hora peninsular española), pese a que desde MSF aseguran que habían enviado hace días las coordenadas GPS del hospital tanto a la OTAN como a las autoridades afganas. Esta organización denuncia que el bombardeo continuó “durante 30 minutos después de que se informara a responsables militares de Kabul y Washington”.

Poco después, el Gobierno afgano confirmó que fueron fuerzas estadounidenses quienes bombardearon este hospital, mientras que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, aseguró que Washington efectuará una “investigación completa” sobre el ataque. “La zona ha sido escenario de intensos combates de los últimos días. Las fuerzas estadounidenses en apoyo de las Fuerzas de Seguridad afganas estaban operando cerca, al igual que los combatientes talibanes”, añadió el jefe del Pentágono.

“Fue terrible ver la pérdida de vidas de médicos de MSF (por el bombardeo), pero lamentablemente los terroristas decidieron ocultarse en el hospital”, justificó también el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Seddiq Seddiqi, en una rueda de prensa en Kabul.

Las fuerzas de seguridad afganas recuperaron este sábado el control total de la norteña ciudad de Kunduz con apoyo aéreo de Estados Unidos, después de que ésta hubiese sido tomada por los talibanes el pasado lunes.

Bombardeo a intervalos

Desde las 2.08 (hora local) hasta las 3.15 h, el área de traumatología del hospital de MSF en Kunduz fue golpeada por una serie de bombardeos aéreos, que caían aproximadamente con intervalos de 15 minutos, ha explicado MSF en un comunicado.

Las imágenes difundidas tras el ataque mostraban parte del austero centro sanitario de planta baja calcinado por las llamas, mientras los supervivientes se amontonaban en las zonas que no habían sido dañadas.

El edificio principal del hospital, que alberga la unidad de cuidados intensivos, salas de emergencia y la sala de fisioterapia, fue golpeado repetidamente con mucha precisión durante cada incursión aérea, mientras que los edificios circundantes quedaron mayormente sin tocar, ha agregado la nota de MSF.
Un ataque abominable

“Se trata de un ataque abominable y una grave violación del Derecho Internacional Humanitario”, ha calificado Meinie Nicolai, presidente de MSF. “Exigimos una total transparencia de las fuerzas de la coalición. No podemos aceptar que esta horrible pérdida de vidas simplemente sea calificada como ‘daños colaterales”.

“Estamos consternados por el ataque, la muerte de nuestro personal y el gran daño que ello supone para la sanidad en Kunduz”, indicó por su parte el director de operaciones de MSF, Bart Janssens. “Urgimos a todas las partes a respetar la seguridad de nuestras instalaciones y personal de sanidad”, añadió Janssens.

Desde el lunes, Médicos Sin Fronteras ha tratado en Kunduz a 394 heridos, y cuando se produjo el ataque aéreo sobre el hospital a primera hora del sábado había en el centro 105 pacientes, sus cuidadores y más de 80 miembros nacionales e internacionales de MSF. Este hospital de MSF es la única instalación con servicios de traumatología y cirugía en toda la región del noreste de Afganistán.

ONU: “Podría ser un crimen de guerra”

Por otro lado, la ONU manifestó que si un tribunal estableciera que el ataque ocurrido en Kunduz fue deliberado constituiría un crimen de guerra. “La gravedad de este incidente se refuerza por el hecho de que, si fuera considerado como deliberado por una corte de justicia, el bombardeo de un hospital puede ser un crimen de guerra”, dijo el responsable de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein.

El alto comisionado señaló que este hecho es “trágico, inexcusable y posiblemente criminal”. “La aviación militar afgana e internacional tiene la obligación de respetar y proteger a los civiles en todo momento, y las instalaciones médicas y su personal son objeto de una protección especial”, recalcó.

Zeid recordó que esta obligación se aplica a cualquier fuerza aérea involucrada, independientemente de la localización del ataque.

Fuente: 20Minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 octubre, 2015 por en Artículos y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: