COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON ROJAVA Y EL PUEBLO KURDO

Somos una organización antifascista, anticapitalista, antimperalista y antipatriarcal. El “Comité de Solidaridad con Rojava y el Pueblo Kurdo” apoya a toda organización que luche por la revolución social y que respete la autonomía del pueblo kurdo en sus procesos políticos, culturales y revolucionarios. El comite se identificara con todas aquellas organizaciones integradas y que apoyen al KCK (Koma Civakên Kurdistán – Unión de Comunidades del Kurdistán)

Cuando supo que sería decapitado y crucificado, Alí sonrió y tranquilizó a sus padres

J9aoIqRQZZlOiHITWS1MQ1-7817fb75a7ce9060e9c7c9bad4927808-1443639712-7

Alí Mohammed al-Nimr no es el único condenado a muerte en el mundo. Pero probablemente es de los pocos cuyo cuerpo será decapitado, crucificado y finalmente expuesto ante la multitud hasta que se pudra.

La sentencia será llevada a cabo, si la presión internacional y los internautas no logran impedirla, por un régimen que desde hace poco lidera un comité de Derechos Humanos de la ONU.

¿Su delito? Según las autoridades saudíes, Alí robó uniformes y armas de una patrulla policial que estaba reprimiendo una manifestación que pedía reformas democráticas. Sucedió hace tres años, en el curso de la llamada Primavera Árabe. Entonces aún no había cumplido los 17.

Desde entonces, su familia busca desesperadamente movilizar a la opinión pública mundial para evitar la salvaje ejecución. Las redes sociales multiplican sus protestascontra el gobierno saudí, que consiente una sentencia derivada de un proceso judicial lleno de irregularidades.

Diez minutos con sus padres

Los organismos de Derechos Humanos denuncian que Arabia Saudí ha incumplido las mínimas garantías procesales que dictan los convenios firmados: “Han violado el derecho internacional y las normas más elementales de la decencia”, claman desde la ONG Reprieve, que ha lanzado una campaña en internet para salvar al muchacho.

¿Muchacho?

Realmente, Alí Mohammed al-Nimr ya ha pasado de adolescente a hombre… entre rejas. Ha soportado humillaciones y torturas, según cuenta su familia. Pero no han conseguido doblegar su entereza de ánimo y su increíble fortaleza.

El pasado viernes, con motivo de la festividad musulmana del sacrificio, le permitieron recibir una visita de sus padres.

“Sólo nos permitieron verle diez minutos”, ha declarado Mohammed, padre de Alí, a la página web usuncut.com.

“No soy el único que sufre la injusticia”

Cuando su madre trataba de encontrar palabras para transmitirle la fatal sentencia a la que había sido condenado, el joven respondió con serenidad que ya la conocía. “Nos dijo que había aceptado la noticia con una sonrisa, y trató de consolarnos”.

Ali Mohammed al-Nimr ha sido condenado a morir decapitado y crucificado en Arabia Saudí

Se dirigió a su padre y pronunció unas palabras que le quedaron grabadas a fuego en la memoria: “Padre, no soy la única persona en el mundo que ha sufrido la injusticia y ha sido sometido a un proceso falso”.

Los padres del joven quedaron estupefactos: “¿Cómo un niño de 20 años puede hablar así? Resulta increíble. ¿Cómo podía tomarse su propia situación con tanta distancia, pensando en el sufrimiento de los otros? Alí es una bellísima persona”, sentencian emocionados.

Una venganza oculta

Según la familia, las acusaciones contra Alí no resisten el mínimo análisis lógico: “¿Cómo un adolescente de 16 años va a robar los uniformes y las armas de toda una patrulla de la policía. Resulta vergonzoso esta acusación del gobierno”.

Durante las protestas, hubo unas 300 detenciones de hombres entre 20 y 50 años de edad. Alí fue el más joven de todos.

Según los conocedores del caso, el motivo de la detención y el procesamiento de Alí es otro muy distinto. El tío de Alí, Shiekh al-Nimr, es un conocido disidente del gobierno que jugó un papel destacado en en las protestas organizadas contra el gobierno saudí durante la Primavera Árabe. Tras la detención de Alí se esconde, según las organizaciones internacionales que siguen el caso, un intento de detener las críticas de Shiekh al-Nimr.

Ansia de democracia en Arabia Saudita

“Teníamos muchas esperanzas en la Primavera Árabe, porque estamos a favor de la democracia”, explica Mohammed. “Sólo queremos un sistema más democrático en Arabia Saudita”.

Ya no hay esperanza para Ali en el sistema judicial saudí. Pero sí queda un resquicio de optimismo por la presión de las organizaciones internacionales y de los internautas que se están movilizando en las redes sociales. Suplica a gobiernos de Occidente, “ya que tienen una estrecha relación con el gobierno de Arabia Saudita, pidan al rey Salman que no firme la ejecución de Alí y le permita salir en libertad”

Una foto de Alí cuando era un bebé, junto a su padre

En la casa de Alí todavía está la bicicleta que montaba siendo adolescente: “Era su gran afición, junto a los videojuegos. Siempre iba de un lado para otro en su bicicleta. Y ahí sigue la bicicleta, a la entrada de la casa. No puedo quitarla de ahí. No puedo soportar la idea de alejar de nosotros la única parte de mi hijo que aún queda en casa. Todavía tengo la esperanza de que vuelva y le vea de nuevo subir a ella”.

Para firmar contra la ejecución de Ali, la ONG Reprieve ha habilitado esta página (ver aquí).

Fuente: lainformación.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 octubre, 2015 por en Artículos y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: