COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON ROJAVA Y EL PUEBLO KURDO

Somos una organización antifascista, anticapitalista, antimperalista y antipatriarcal. El “Comité de Solidaridad con Rojava y el Pueblo Kurdo” apoya a toda organización que luche por la revolución social y que respete la autonomía del pueblo kurdo en sus procesos políticos, culturales y revolucionarios. El comite se identificara con todas aquellas organizaciones integradas y que apoyen al KCK (Koma Civakên Kurdistán – Unión de Comunidades del Kurdistán)

El proceso de paz en Turquía en un momento crucial

Fuente: https://solidaridadkurdistan.wordpress.com/2015/03/05/el-proceso-de-paz-en-turquia-en-un-momento-crucial/

n_79223_1

Reunión del 28 de diciembre entre el parlamentario del HDP Sırr Süreyya Önder (Derecha) y el miembro del gobierno del AKP Yalçın Akdoğan (Izquierda) durante la cual se hizo la declaración / AFP Photo

El proceso de paz que desde el Newroz de 2013 existe entre el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el Estado turco ha llegado a un momento de gran importancia como las recientes declaraciones de Öcalan, el HDP y el PKK han expuesto. Un momento decisivo llega para el proceso, un momento en el que las dos partes, pero sobre todo el Estado turco, tienen que tomar decisiones importantes que pueden tener una enorme transcendencia.

Tras casi dos años de proceso de paz en el cual se han vivido momentos de enorme peligro para el proceso debido a la actitud de Turquía,ahora llega un momento en que las partes tienen que tomar profundas decisiones que afectarán al futuro de Turquía y todo Oriente Medio. Hasta ahora Turquía no ha dado ningún paso para garantizar el éxito del proceso de paz, más allá de un paquete de reformas más que insuficiente y que no cubría ninguna de las reivindicaciones fundamentales del movimiento kurdo, el Estado turco no ha dado ningún paso reseñable y ha jugado con fuego con muchas de sus actitudes y prácticas.

El PKK calificó al paquete de reformas de Erdogan como parte solo de su estrategia electoral y que mostraba que el AKP “ha adoptado una política de no resolución”. La actitud de Turquía de no dar ningún paso concreto en el proceso llevó a que el HPG, la guerrilla del partido kurdo, cancelara su retirada de Turquía y uno de los momentos en los que el proceso estuvo más cerca de terminar se produjo por la irresponsable actitud de Turquía ante el asedio de Kobanê. Finalmente Turquía dio levemente su brazo a torcer permitiendo que los peshmergas del Gobierno Regional del Kurdistán iraquí cruzaran por suelo turco hacia Kobanê, brindando un apoyo fundamental por su armamento pesado. Este mínimo gesto no se pudo producir sino fuera por la seria amenaza del líder kurdo Abdullah Öcalan de retirarse del proceso de negociación, lo que daría lugar a que se diera por concluido el proceso de paz.

El 28 de febrero el HDP reunido con el partido gobernante, el AKP, hizo pública una declaración tras haberse reunido poco antes tanto con el líder kurdo encarcelado, como con los ejecutivos del PKK en las montañas donde tiene sus bases la guerrilla kurda.

En esta declaración, tal como recoge la agencia kurda ANF, los portavoces de la delegación a Imrali del HDP señalaron el momento fundamental en el que se encontraba el proceso, recogieron además el llamamiento del líder kurdo, Abdulah Öcalan, al PKK a celebrar un congreso extraordinario esta primavera en el que se aborde la cuestión de abandonar la luchar armada abogando por la política democrática, los puntos mínimos a tratar para el desarrollo de este proceso de paz serán, según recoge la declaración:

“- La política democrática, su definición y contenido

– Resolución Democrática y el reconocimiento de las dimensiones nacionales y locales de resolución

– Las garantías jurídicas y democráticas de la ciudadanía libre

– Las líneas relativas a la relación de la políticas democráticas respecto al Estado y la sociedad y la institucionalización de esta

– Las dimensiones socio-económicos del proceso de resolución

– El tratamiento de la relación entre la democracia y la seguridad en el proceso de una manera que proteja el orden y las libertades públicas

– Las soluciones legales y garantías para los problemas de las mujeres, la cultura y la ecología

– Desarrollo de una comprensión pluralista del concepto de identidad, su definición y reconocimiento

– El reconocimiento de una república democrática, patria común y los pueblos con criterios democráticos, dentro de un sistema democrático pluralista con garantías legales y constitucionales.

– Una nueva constitución con el fin de internalizar toda esta transformación democrática “.

Estos 10 puntos expuestos por Öcalan presentan una línea de trabajo fundamental para la paz, línea apoyada tanto por la organización prokurda legal más importante, el Congreso de la Sociedad Democrática (DTK), que está construyendo la autonomía democrática en el Kurdistán Norte, así como por la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), ilegal en Turquía y que representa a la guerrilla kurda. El pueblo kurdo autoorganizado en sus espacios locales está discutiendo también las líneas de este proceso y trabajando por su consecución.

Desde el principio el movimiento kurdo recibió con esperanza el llamamiento a la paz de Öcalan y ha trabajado enormemente por este proceso, a pesar de todas las dificultades el movimiento de liberación kurdo sigue apostando por la paz. Ahora la pelota se encuentra en el tejado del AKP, el partido gobernante debe mostrar ahora si toma en serio este proceso de paz o si todo ha sido, como se ha denunciado en muchas ocasiones, una estrategia para mantenerse en el poder. Como señala la declaración de la KCK “las medidas futuras dependerán de la actitud del AKP ante el proceso y los pasos que se necesitan”.

Yalçın Akdoğan, miembro del gobierno del AKP y presente en la declaración del HDP sobre el proceso de paz, reconoció la importancia de esta declaración de Abdullah Öcalan y expresó la disposición del gobierno a una solución al conflicto e incluso la disposición a un cambio de la Constitución. Estas declaraciones pueden parecer esperanzadoras, pero no son las primeras y representan la política del AKP de jugar a dos bandas, mostrarse dispuestos al diálogo, pero actuar con la más dura represión. Cuestiones como la aprobación de un paquete de seguridad interna que recrudece las políticas represivas en Turquía, las acciones militares entorno a las bases de la guerrilla por parte del ejército turco denunciadas por las HPG (guerrilla del PKK), la ola de detenciones de militantes y políticos kurdos en Turquía o la actitud beligerante hacia la autonomía de Rojava (Kurdistán Oeste), dan muestra del doble rasero del AKP. Solo los pasos que a partir de ahora dé el gobierno turco nos darán muestra de si las declaraciones de este son sinceras o de si una vez más el AKP juega con la cuestión kurda para su interés electoral, el movimiento de liberación kurdo responderá en consecuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 marzo, 2015 por en Artículos y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: